Superficialidad y esclavitud femenina

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Superficialidad y esclavitud femenina

Mensaje por icaro100 el Mar Mayo 20, 2008 12:13 am

Leyendo un artículo sobre el pensamiento de Stuart Mill acerca de la emancipación de la mujer he percibido con una especial nitidez la trágica situación de esclavitud y práctica negación de su condición humana que la mujer sufría en aquella época en Europa. Allí se reflejaba el pensamiento vergonzosamente machista de la práctica totalidad de la intelectualidad de la época...incluidos los pensadores más comprometidos con la igualdad de sexos, como el propio Stuart Mill, quien daba por sentada la natural predisposición del sexo femenino a los trabajos domésticos, aunque defendía que era la mujer quien debía decidir si se casaba y en consecuencia se dedicaba a sus "labores propias" o no.

Las razones que esgrimían los machistas de la época son ciertamente esclarecedoras en lo relativo a las raíces de tan vil ideología...y útiles en lo que respecta a la lucha por la igualdad de sexos que hoy día se sigue librando en el continente. Para los opresores de la mujer, ésta tiene como objetivo en la vida alegrar la vista al hombre. Es una cosa más, un objeto de entretenimiento y placer sin valor ni dignidad, como un perro que con sus gracias divierte al amo o un jarrón que se coloca cuando vienen las visitas para provocar envidia por lo bonito que es. Según decía un político español de la época, no podía sustituirse el coqueto abanico del brazo de la mujer por un título de licenciada, pues eso la volvería desagradable a los ojos de los hombres, ya que desvirtuaba su feminidad y la transformaba en una marimacho, lo cual haría que nadie quisiera casarse con ella y en el fondo la volvería desgraciada.

Superficialidad, frivolidad y estupidez. Una inútil muñequita de porcelana, un perrito faldero, una débil mental que responde con sonrisas pintadas y muertas a quien la denigra a la condición de su sierva cuando ha sido llamada por la naturaleza a alcanzar las más altas cumbres con su capacidad. Estos patanes vestidos de seda ignoraban que los dos atributos que nos hacen humanos, inteligencia y sensibilidad, se hallan igualmente presentes en ambos sexos. Ignoraban que ningún ser humano puede ser feliz si renuncia a su condición de ser superior. E ignoraban que lo que nos hace superiores es el desarrollo y disfrute de nuestros dones, de esos dos atributos sagrados, en libertad. Porque la libertad, escrita en el corazón de todos los hombres desde su nacimiento, derecho natural e innato a toda persona que le ofrece y le exige dirigir sus pasos sin arrodillarse ante sus iguales, obrando conforme le dicta su alma porque sólo su alma conoce el camino hacia su felicidad, es la esencia de la humanidad. Y su negación uno de los peores crímenes contra el ser humano que pueda cometerse. Obligar a no pensar a quien ha nacido con mente para hacerlo, obligar a someter su criterio a quien ha nacido para gobernarse...es como cortar las alas a un pájaro. Es robarle la raíz de su felicidad y condenarle a la oscuridad y el total desperdicio de su existencia. Ese es el rostro del genocidio contra la mujer, asesinada en vida siglo tras siglo, que ha caracterizado al mundo desde su creación.

Y es misión de la mujer destruir ese estereotipo. Despreciar lo externo, lo vacío, lo irrelevante. Ser consciente de que el hombre debe valorarla por sus cualidades humanas, pues sólo por éstas puede amarse a una persona. Darse cuenta de que los trapitos y los ungüentos no valen nada, de que no tiene que estar "super mona" sino mostrarse al mundo tal como es, entender que vestida con un saco de patatas o con un modelito vale lo mismo...y despreciar todo ese indigno oropel propio de idiotas ciegos. Entender que si tolera que se la valore como a una cosa...le tratarán como a una cosa. No intentar "enternecer a su maridito" con zalamerías lastimeras y pseudoseductoras sino plantar sus derechos ante sus ojos y exigirle respeto o ruptura. Partir en mil pedazos la cadena de la superficialidad y alzar su rebeldía como único adorno... el único que podrá mostrar al mundo su auténtica belleza... la que de verdad inflama el corazón de los hombres que merece y hace huir a las bestezuelas autoritarias que desean atarla a sus dictados.
avatar
icaro100
Administrador
Administrador

Mensajes : 15906
Miembro desde : 03/03/2008

http://www.tuenti.com/#m=profile&uid=60546848

Volver arriba Ir abajo

Re: Superficialidad y esclavitud femenina

Mensaje por icaro100 el Mar Oct 28, 2008 1:04 am

Movido desde el Cuartel de Espartaco
avatar
icaro100
Administrador
Administrador

Mensajes : 15906
Miembro desde : 03/03/2008

http://www.tuenti.com/#m=profile&uid=60546848

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.